La Comisión Europea autorizó hoy a la empresa española Gestamp Automoción, que suministra componentes metálicos para la industria del automóvil, a comprar la compañía alemana Edscha, especializada en sistemas de bisagras y control, tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario.