La Comisión Europea ha anunciado su visto bueno a la compra del fabricante español de equipamiento para la producción de energía eólica por parte del grupo francés Alstom, al considerar que no perjudicará a la competencia en Europa. El ejecutivo de la UE recuerda que Alstom, dedicado sobre todo a la prestación de servicios para producción de energía y al transporte ferroviario, está controlado por Bouygues, un grupo industrial cuyas actividades principales son la construcción y las telecomunicaciones y medios de comunicación.