El presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, pidió hoy a las "fuerzas políticas, empresariales y sociales" que abandonen los debates de "hace treinta años" acerca del despido libre y vean a los cuatro millones de parados como "una oportunidad" para poner "en valor" la fuerza laboral del país y mejorar la cualificación del empleo. "Tenemos cuatro millones de parados y ya es hora de que todas las fuerzas políticas, empresariales y sociales se sienten a poner en valor la fuerza humana", aseguró Brufau durante la rueda de prensa de la compañía previa a la junta de accionistas de hoy. "Hay que dejar de ver los cuatro millones como un problema y verlos como una oportunidad en formación, cualificación e incorporación a puestos de trabajo que necesiten mano de obra", añadió.