El primer ministro británico, Gordon Brown, confirmó hoy que el Gobierno está analizando todas las vías legales posibles para tratar de reducir la millonaria pensión de Fred Goodwin, ex consejero delegado del Royal Bank of Scotland.

En declaraciones a la radio TalkSport, Brown consideró "muy extraña" la decisión del Royal Bank of Scotland de dar a Goodwin una pensión de 650.000 libras (unos 734.500 euros) anuales pese a los pésimos resultados que cosechó el banco durante su gestión.

El Royal Bank of Scotland (RBS), que fue rescatado el año pasado por el Gobierno a raíz de la crisis crediticia global, anunció la semana pasada unas pérdidas en 2008 de 24.000 millones de libras, el peor resultado de la historia empresarial del Reino Unido.

Brown indicó que los servicios legales del Gobierno están estudiando los detalles del contrato de Goodwin y admitió que "si se llegara hasta un tribunal de justicia, estaríamos legalmente obligados por los contratos que se han firmado".