La aerolínea British Airways transportó un total de 8,6 millones de pasajeros en los tres primeros meses de su ejercicio fiscal --desde abril hasta junio-- lo que representa un descenso del 1,4% en relación a la cifra alcanzada en el mismo periodo del año anterior, informó hoy la aerolínea. En los únicos segmentos en los que British Airways incrementó el tráfico fue en las rutas de África y Oriente Próximo, con un 2,1% más. En las rutas europeas y domésticas registró un descenso del 0,7%, en las de América vio reducido el tráfico en un 4%, mientras que en los vuelos de Asia-Pacífico, bajó un 3,3% el tráfico.