British Airways ha anunciado que su beneficio bruto anual creció un 45% a 883 millones de libras esterlinas, gracias a la elevada demanda de billetes premium, y ha señalado que pagaría su primer dividendo anual desde el ejercicio fiscal 2001 a pesar de advertir de las duras condiciones comerciales que están por venir. La cifra de beneficio bruto cumplió las previsiones de los analistas. El beneficio neto, incluida la aerolínea regional ya vendida BA Connect, se incrementó de 290 millones de libras a 680 millones, mientras que los ingresos anuales crecieron de 8.490 millones de libras a 8.750 millones.
La aerolínea propondrá el pago de un dividendo de 5 peniques por acción -lo que arroja un total de 58 millones de libras- que será el primero que entrega a sus accionistas desde el ejercicio 2001. Además, pagará una bonificación a sus empleados por un total de 35 millones de libras tras lograr el objetivo de un margen operativo del 10%. Previsiones En el actual año fiscal, BA espera un aumento de los ingresos de entre el 4% y el 4,5%. El grupo agrega que en base a los actuales precios del petróleo, sus costes de carburante podrían crecer en 1.000 millones de libras este año en comparación con el anterior. BA señala que el primer trimestre será "particularmente difícil" y el conjunto del año será complicado debido a la incierta perspectiva de la economía. Los resultados se vieron afectados por un cargo de 16 millones de libras en el cuarto trimestre debido a la accidentada apertura de la Terminal 5 de Heathrow.