Los pilotos de British Airways (BA) aceptaron hoy el recorte en sus salarios un 2,6% para contribuir al programa de reducción de costes de la aerolínea, que atraviesa una difícil situación financiera. 
Mientras, las negociaciones entre BA e Iberia siguen abiertas y la compañía inglesa parece estar dispuesta a dar un mayor porcentaje.