La dirección de Bridgestone ha confirmado a los sindicatos de la planta cántabra de Puente San Miguel el cierre, el 1 de enero de 2011, de la línea de producción de neumáticos ligeros destinados a camionetas. Así se lo han trasladado a los representantes de los trabajadores en una reunión celebrada esta mañana en Basauri (Vizcaya) y a la que han acudido los sindicatos Comisiones Obreras, UGT, USO y ELA-STV, de los tres centros de producción que la multinacional japonesa tiene en nuestro país.