El próximo año. Es la fecha elegida por Brasil para que sus petroleras internacionales  entren en la puja por los derechos de explotación de sus enormes yacimientos, informa esta mañana Financial Times. Declaraciones que se producen después de que el país haya suspendido la venta de conceisones en la zona 'offshore' de esos yacimienots que, según varios ejecutivos de la industria petrolera, pueden ser tan importantes como los del mar del norte.