El banco británico Bradford & Bingley (B&B), filial de Banco Santander, está considerando la posibilidad de vender algunos de sus activos, como su cartera de créditos comerciales e hipotecas, para reducir en la próxima década el tamaño total de su cartera de préstamos, que actualmente es de 42.200 millones de libras esterlinas (unos 46.135 millones de euros). B&B asegura que valorará las oportunidades para acelerar la reducción de su cartera de hipotecas a través de la venta de algunos de esos préstamos, aunque apuntó que será difícil realizar este tipo de transacciones a un precio aceptable en los mercados actuales. El principal motivo es que varios de sus deudores tienen unos ratios de préstamo a valor muy altos o poseen hipotecas realquiladas, por lo que la refinanciación es más complicada, según informó el diario 'Financial Times'.