La compra de Prisa de una participación en el grupo mediático V-me media es buena en la medida en que está en línea con los planes de la compañía de expandirse en el mercado hispano de Estados Unidos, dice BPI. Sin embargo, indica que la valoración depende todavía de cuánto tendrá que pagar Prisa dado que no dio detalles financieros de la operación. Añade que el movimiento es un poco extraño dado que Prisa está vendiendo participaciones minoritarias para costear su deuda. Recomienda mantener con un precio objetivo de 4,60 euros. La acción cae un 2,42% a 3,43 euros.