BP, la mayor petrolera europea, pagará 7.000 millones de dólares a Devon Energy por activos en Brasil, el Golfo de México y Azerbayán. Como parte del negocio, Devon comprará el 50% de un proyecto de BP en Canadá (Kirby).