El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha afirmado que España atraviesa un "ajuste duro", pero dijo que es "optimista" sobre el futuro del país. "El ajuste es duro, pero lo importante es que se termine pronto, hace falta, y espero, que se tomen medidas para eso", dijo Botín a medios españoles en la capital rusa, tras la firma de un acuerdo con la Universidad Estatal Lingüística de Moscú y la Universidad de Cádiz para promover en Rusia la enseñanza del español. Agregó que ante las actuales "turbulencias" financieras internacionales "España tiene muchas fortalezas", por lo que dijo ser "optimista".