La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a los alemanes sigue subiendo y ha alcanzado un máximo de 551 puntos básicos al inicio de la jornada, con una rentabilidad del bono que roza el 7% (nivel de rescate). Y ahora la pregunta ¿dónde está el BCE? La entidad por el momento prefiere guardar silencio.
De esta forma, la prima de riesgo española subía diez puntos después de que la agencia de calificación Moody's haya rebajado tres escalones la evaluación de la deuda española, que pasa de 'A3' a 'BAA3', con perspectiva negativa, y la deja a un paso del bono basura.



Según anunció ayer la agencia de calificación en un comunicado, esta decisión responde, entre otras razones, al rescate de la banca solicitado por el Gobierno español, al "muy limitado" acceso al mercado financiero y la débil situación económica.

Los expertos se siguen preguntando dónde está el Banco Central Europeo. Con la semana pasada, la entidad encadenó su décimoseptima semana consecutiva en que no compraba deuda de la periferia....un tiempo en que el mercado de bonos español ha pasado por sus peores momentos.  Hoy se ha publicado que las entidades españolas solicitaron a la entidad un total de 324.640 millones  de euros en el mes de mayo, por encima de los 316.900 millones anteriores.

Además, la mayoría de opiniones  admiten que el organismo está pendiente de conocer el resultado de las elecciones en Grecia para, en base al resultado,  tomar medidas. Daniel Pingarrón, analista de IG Markets admite que "si Grecia forma un gobierno pro-rescate, esto llamará a la adopción de nuevas medidas por parte del Banco Bentral Europeo (BCE) y de la Cumbre de Crecimiento del 28 y 29 de junio. Medidas que también conllevarían una rebaja de la rentabilidad de los bonos”.