Un año después de aquella histórica sesión post Brexit, donde muchos mezclamos el horror con la fascinación, las bolsas se presentan en un polo totalmente opuesto, según el boletín técnico semanal de Renta 4.

Si entonces teníamos un medio plazo prometedor, lleno de oportunidades, ahora muchos se preguntan dónde invertir.

En este sentido, esta semana hemos conocido el resumen de la presentación a inversores de Cobas Asset M. (Francisco García Paramés), considerado uno de los mejores gestores de España, argumentando que las principales bolsas se encuentran caras y que les resulta complicado encontrar valor. Durante los últimos meses no ha sido difícil encontrar expresiones similares; recordamos hace pocos días como el Director de Pioneer Investments en USA, K.J. Taubes señalaba que “No hay nada barato en el mercado ahora mismo”.

A nivel técnico no se han producido la pérdida de niveles que sugieran el comienzo de una corrección relevante, pero el potencial bajista en el medio plazo es tremendo. A modo de ejemplo los parámetros extremos en 30 años de valores como SIEMENS o LOUIS VUITTON, expuestos recientemente por su correlación con el DAX o el EUROSTOXX50, no son típicos de una corrección sino de un tramo más complicado en el medio/largo plazo.

De momento la realidad es la que impera. Muchos gestores no encuentran activos que les llamen la atención y las bolsas se mantienen sostenidas en un épico aniversario, donde en doce meses transitamos desde la noche más oscura hacia la más absoluta complacencia.