El presidente Evo Morales promulgó hoy el decreto de expropiación de la empresa petrolera Transredes, filial boliviana de la multinacional Shell Gas y la británica Ashmore, en un acto en las instalaciones de la compañía en Santa Cruz (oriente). Morales, que estuvo acompañado por sus ministros y del alto mando militar y policial, defendió la expropiación como parte de la lucha del pueblo boliviano para recuperar los recursos naturales y acusó a la empresa de conspirar contra él. Tenía mucha información de que esta empresa estaba permanentemente conspirando (contra el) Gobierno y la democracia, aseguró el mandatario. Además, dijo que su gobierno da la bienvenida y garantías de seguridad jurídica a las empresas que se decidan a invertir y a recuperar la inversión siempre que sea respetando las normas bolivianas