BofA Merrill recomienda disminuir el entusiasmo frente a Intel antes de que la compañía de a conocer el jueves su resultado contable. La firma predice que las ventas no cumplirán con las expectativas, las que se basan en lo que considera unas proyecciones excesivamente optimistas para el crecimiento de las computadoras personales en Asia. Además, cree poco probable que el panorama para el margen bruto del 2010 exceda las expectativas.