Los comentarios de Boeing en su reunión con inversionistas indican que el nuevo modelo 787 podría efectuar su primer vuelo antes del inicio del Show Aéreo de París el 15 de junio, afirma JP Morgan. "Es difícil creer que un primer vuelo próximo no haya sido descontado ya en el precio de las acciones de las compañías aerospaciales, incluyendo BA, pero -no se engañe- este debería se un importantísimo acontecimiento catártico para la compañía", señala la firma. Con todo y ello, las pérdidas se van amontonado como consecuencia de las demoras del programa 787, lo cual representa un lastre para las ganancias de la compañía en los próximos años, añade JPM. "Creemos que algún punto entre US$5.000 millones y US$10.000 millones es la cifra correcta, pero la gerencia no ofreció una directriz sobre eso". Mantenga la atención puesta en los costos de pensiones de BA, recomienda la firma. La acción caía un 0,42% a US$43,11