Boeing Co (BA) anunció el miércoles que no espera cancelaciones de pedidos de su avión 787 Dreamliner de clientes en Asia-Pacífico después de que el grupo pospusiera por cuarta vez el primer vuelo del aparato debido a problemas en la estructura. "En el pasado tuvimos algunas cancelaciones debido a la crisis económica, pero no creo que haya ninguna debido a este tema", dijo Yvonne Leach, portavoz de Boeing. Agregó que Boeing negocia compensaciones con las aerolíneas asiáticas que han pedido aviones 787, pero declinó decir a cuánto ascenderían. Boeing ha recibido pedidos para más de 800 Dreamliners. Leach considera que los problemas con el 787, que lleva un retraso de casi dos años, no llevarán a las aerolíneas a comprar más Airbus A350, el principal competidor del 787 y cuya primera entrega está prevista para 2014.