El fabricante aeronáutico estadounidense Boeing ha confirmado un pedido hecho a fines de marzo por el gobierno iraquí de 30 aviones 737, con una opción por otros 10 aparatos. Este pedido había sido anunciado el 31 de marzo por Bagdad, junto con un pedido a la fábrica canadiense Bombardier, para reconstituir la flota de la compañía nacional Iraqi Airways, que había sido dividida desde 1990 entre varios países, principalmente Jordania, Túnez e Irán. El pedido de Boeings 737, que representa 2.200 millones de dólares a precio de catálogo, ya había sido incorporado a las cuentas de Boeing, pero el nombre del cliente no se había dado a conocer.