BNP Paribas Investment Partners y el taiwanés Taiwan Cooperative Bank han suscrito un acuerdo para establecer una 'joint venture' en Taiwan dirigida a la gestión de activos y en la que la filial del banco francés controlará un 49%, mientras que la entidad asiática controlará el 51% restante.