El banco francés BNP Paribas anunció el miércoles que en el cuarto trimestre volvió a tener un beneficio neto, y aumentó su dividendo un 50%, con lo que superó de forma holgada las previsiones un año después de entrar en números rojos.
El mayor banco francés por capitalización bursátil dijo que entre octubre y diciembre obtuvo un beneficio neto de 1.370 millones de dólares, frente a una pérdida de 1.370 millones de dólares en el mismo período de 2008 y por encima del beneficio de 1.020 millones de dólares que preveían de media los siete analistas encuestados por Dow Jones Newswires.

El resultado demuestra la fortaleza en cuanto a resultados con la que se salido el banco de la crisis financiera. La entidad dijo que planea distribuir un dividendo a cuenta de 2009 de 1,50 dólares por acción, frente a 1,00 dólares por acción el año anterior.

Los ingresos de BNP Paribas se multiplicaron por más de dos a 10.060 millones desde 4.650 millones de dólares. Los analistas esperaban unos ingresos de 10.110 millones de dólares.

El banco registró provisiones de 1.900 millones de dólares para cubrir futuras pérdidas, aunque esa cifra fue un 26% menor que un año antes y un 20% menos que en el tercer trimestre.