El fabricante alemán de automóviles BMW ha aumentado su previsión de ventas en el mercado chino para este año, hasta situarla en 120.000 unidades en comparación con las 100.000 unidades que tenía pensado entregar anteriormente, según anunció el presidente de la compañía, Norbert Reithofer.