El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, advirtió hoy de que la morosidad "no es que venga, sino que ya galopa", al tiempo que auguró que el crédito concedido por las cajas de ahorro podría crecer en 2009 por debajo del PIB nominal, cuyo avance se calcula en el 5%. Durante su intervención en el VIII Encuentro Financiero Internacional organizado por Caja Madrid, Blesa destacó que, después de años de bonanza, los "problemas" actuales de liquidez van a imponer una ralentización y un ajuste en el sistema. Así, consideró que "no sería de extrañar" que en 2009 y 2010 el crecimiento del crédito se ajustara o estuviera por debajo del crecimiento nominal de la economía. En este sentido, destacó el rápido ajuste que ha tenido la actividad económica en poco más de un año, al pasar de un crecimiento del 4% a uno del 2,7.
En su opinión, parece "difícil" que en 2008 la economía crezca "más allá del 1,5" y que en 2009 supere el 1%. Esta nueva coyuntura, unida a la subida de los tipos de interés, hará, según Blesa, que la morosidad, que sigue a niveles "bajos", siga aumentando a ritmos de "galope". Ante esta nueva situación , Blesa apostó por el "cambio" y subrayó las oportunidades que tienen las cajas en el exterior en cuanto a precios, por lo que abogó por continuar con su presencia internacional. Blesa subrayó asimismo que el sistema bancario español no permanecerá "inmune" a las turbulencias pero consideró que saldrá "muy reforzado".