El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, aseguró  que no tirará la toalla porque "nunca" la tiene "en la mano", en relación a la lucha por conservar su puesto en la cuarta entidad y señaló que cumplirá con su obligación como presidente hasta que ejerza como tal.  Tras un encuentro con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, donde pese a los rumores de distanciamiento entre ambos, su relación aparentemente ha sido buena, preguntado por si tirará la toalla en algún momento, sentenció: "Yo no tengo nunca toalla en la mano ¿No me ven?".  Así, afirmó que estará cumpliendo su obligación como presidente de Caja Madrid "mientras lo sea" y aseguró que ahora mismo en la entidad están "instalados en la normalidad, que es lo mejor que se puede decir". "Nos dedicamos a trabajar, las leyes llevan su curso, los procesos llevan su curso y aquí estamos trabajando", añadió.