El presidente de Caja Madrid y vicepresidente de Iberia, Miguel Blesa, ha invertido 29.600 euros en la compra de 16.000 acciones de la aerolínea a un precio unitario de 1,85 euros, lo que le ha permitido alcanzar una participación del 0,003% en el capital de la compañía, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). De esta forma, Blesa cuenta con un total de 21.000 acciones de la compañía aérea española, donde Caja Madrid es a su vez accionista mayoritario con una participación del 23,4%.
A finales del año pasado, la entidad madrileña adquirió las participaciones de BBVA (7%) y Logista (6,4%), lo que le permitió incrementar de un 10% en un 23,4% su presencia en la aerolínea. El segundo principal accionista de Iberia es British Airways, que posee un 13,15% tras haber comprado un 3,15% aprovechando el pasado mes de marzo la caída de la cotización de la aerolínea española. Le sigue la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), con un 5,1%. Precisamente, Caja Madrid, en calidad de primer accionista de Iberia, ha liderado conversaciones con British Airways para definir un proyecto de futuro para la aerolínea en un entorno global de consolidación del negocio aéreo. En este sentido, el presidente de Lufthansa, Wolfgang Mayrhuber, consideró ayer que el aumento de participación realizado por British Airways es una "demostración" de que las negociaciones entre ambas aerolíneas "siguen adelante".