Está lloviendo en negro para las aerolíneas. Negro y espeso como el crudo. Porque la situación existente en Iberia es "tan complicada como la que se plantea al resto de aerolíneas", advierte Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid. Por primera vez "el gasto en combustible a superado al gastode personal", lo que deja claro que "en Iberia afecta muchísimo el precio del crudo". Sin embargo, Blesa confirma que Iberia no cerrará el año con pérdidas "aunque sí reducirá su beneficio". ¿La solución? Pasa por fusiones estratégicas como las que se han realizado entre British American-American Airlines y Air France-KLM de ahí "las conversaciones con British Airways".
El presidente de Caja Madrid –entidad que ostenta el 23% de participación- Miguel Blesa lo ha dejado claro al afirmar que “las aerolíneas viven una difícil situación pues la que no está manca, está coja. Pero ninguna está sana”. Y eso incluye a Iberia. Aunque los datos de ocupación han sido importantes, registrando incluso crecimiento, Blesa admite que la evolución de los precios del crudo está dañando profundamente a la compañía. Por ello cree que “en la medida de los posible este cargo se trasladará al precio del pasaje”. La solución que afirma Blesa pasa por la fusión. Alianzas estratégicas que permitan “acuerdos entre compañías, no entre accionistas”. Y a modo de ejemplo señala la fusión entre Air France-KLM y la reciente de American Airlines- British American Airlines. En ese sentido ha recalcado el acercamiento de British Airways “para saber qué pretende y cual es su idea de futuro, ya que no es un accionista más” . A Iberia le interesa estar ahí presente. Con ello Blesa ha recalcado el importante papel que tiene la aerolínea en Vueling “dada la situación actual y el imparable proceso de internacionalización”. Interés más allá de la cotización Que Iberia es estratégico para la caja de ahorros no es nada que se haya conocido ahora. Miguel Blesa ha recalcado que su interés en la aerolínea va más allá de los precios del mercado. El peso que tiene en Barajas y lo que representa para la comunidad de Madrid “hace que ni a 1,7 euros ni a 4,7 euros Caja Madrid se deshaga de su participación” . NO es un colchón sino simplemente “es una inversión que nos parece interesante”. El presidente de Caja Madrid ha asegurado hoy que la creación de Cibeles “permitirá poner en valor el negocio financiero especializado del Grupo Caja Madrid y hará más fácil dar nuevos pasos en la expansión internacional”. Así ha mostrado su confianza en la capacidad de la caja para detectar “objetivos de compra interesantes y aprovechar las oportunidades y ventajas”. En su intervención durante las jornadas que organiza la Asociación Internacional de Periodistas Económicos (APIE) en Santander ha admitido que “el sistema financiero español puede presumir de un alto nivel de resistencia” y asegura que “está sobradamente preparado para afrontar las actuales turbulencias de los mercados”.