El presidente de Caja Madrid y vicepresidente de Iberia, Miguel Blesa, admitió hoy que la situación del sector aéreo es "difícil" por la subida del precio del crudo, entre otros factotres, pero descartó que Iberia cierre el presente ejercicio en 'números rojos' pese a la previsible reducción de beneficios.
En unas jornadas organizadas por APIE, el presidente de la entidad madrileña --que ostenta una participación mayoritaria del 23,4% en Iberia-- destacó los "importantes" datos de ocupación de la aerolínea y apuntó que Iberia tiene previsto trasladar "en la medida de lo posible" la subida del precio del petróleo a los billetes. En cuanto a British Airways, Blesa señaló que Caja madrid no tiene "nada que negociar" con la aerolínea británica, que cuenta con una participación del 13,15% en Iberia, sino que quiere conocer la "posición" de la británica. No obstante, consideró que "las relaciones pasan por acuerdos comerciales" en los que Iberia "tiene que estar presente". Blesa agregó que Iberia tendrá un papel "importante" en la fusión de Clickair y Vueling, que se debería concretar en las próximas semanas. Por otro lado, el presidente de Caja Madrid descartó la entrada de Iberia en el 'holding' que la entidad madrileña sacará a Bolsa a finales del año conocido como Cibeles y que agrupa empresas de servicios financieros diversas del grupo, así como su participación en Mapfre. Además de las participaciones que posee en Mapfre, --compañía con la que Caja Madrid mantiene "relaciones de negocio importantes", según Blesa--, el 'holding' integrará su entidad de banca privada Altae, Caja Madrid Bolsa, las gestoras de fondos de inversión y pensiones, y las participaciones internacionales en la mexicana Hipotecaria Su Casita y el 83% del City National Bank, el sexto banco independiente de florida, que adquirió ayer por 618 millones de euros.