Parece que este año Santa Claus viene cargado de regalos para la economía americana, y es que el pasado viernes se produjo el pistoletazo de salida a la campaña de Navidad en los Estados Unidos, con el famoso “Black Friday” y el inicio de las rebajas, registrándose un nuevo record de ventas, estimado en 50 mil millones de dólares.
Los comerciantes viven con entusiasmo el inicio de esta campaña navideña, la cual está llamada a convertirse en el factor de estímulo que anime a los mercados y compense las pérdidas registradas en las dos últimas semanas, para poder concluir el año con tono optimista. Es tal el ímpetu por asegurar la campaña que, este año, algunos de los grandes almacenes más conocidos como Toys R Us y Wal-Mart decidieron abrir en la noche del día de Acción de Gracias (hecho sin precedente en la historia del viernes negro norteamericano). No hay duda alguna, que los americanos están ya cansados de tanta negatividad en el ambiente y están dispuestos a devolver a sus hogares el espíritu navideño con regalos para todos.

Precisamente este “espíritu” consumista, que parece haber vuelto a los hogares americanos, es del que van a tratar de sacar el mayor partido posible las grandes marcas del sector retail, que han apostado por campañas de marketing muy agresivas, acompañadas con grandes descuentos, lo que ha propiciado la avalancha de consumidores en búsqueda de las mejores gangas.

A continuación podemos apreciar el incremento en el número de consumidores que realizaron compras en el “Black Friday” en los últimos tres años, lo que demuestra la mejora que se está produciendo dentro del sector consumo estadunidense. (Fuente: CNBC)



Hoy, Cyber Monday, será otro día clave para aquellos en búsqueda de los mejores descuentos online. Este día fue creado extraoficialmente en 2005 y desde entonces se ha convertido en uno de los días con más actividad para el sector minorista en ventas por Internet. El sector del consumo ha sabido adaptarse enormemente a las últimas tecnologías y ha sabido aprovechar la gran ventaja de ofrecer la compra de sus productos y servicios a través de sus páginas webs. De hecho, los consumidores americanos encuentran altamente conveniente poder realizar compras por Internet, dada la facilidad ofrecida por las marcas, que en la mayoría de los casos ofrecen envíos gratuitos cuando las compras alcanzan una mínima cantidad y, adicionalmente ofrecen en algunos casos mejores descuentos que los ofrecidos en la propia tienda. Finalmente, destacar que este año según the US National Retail Federation se esperan que cerca de 123 millones de americanos realicen alguna compra por Internet, lo que se traduciría en un incremento del 15% respecto al año pasado.

Así pues, the Holiday Season no ha hecho más que comenzar y se auguran buenos resultados para la industria. Los principales ETFs que replican esta industria, para aquellos interesados, son Spider S&P Retail (Ticker: XRT) y Powershares Dynamic Retail (Ticker: PMR). Esperamos que este optimismo vaya contagiando al resto de las industrias y a la economía en general ayudando a generar mayores ganancias en este último trimestre del año.