Black & Decker informó ventas y márgenes mejores a los esperados para el tercer trimestre, lo que junto a unos impuestos más bajos de los esperados motivaron a la fabricante de herramientas a aumentar significativamente sus metas de ganancias para el periodo. La acción subía un 9,2% poco después de la apertura del mercado, a 51,57 dólares.
La compañía prevé ahora una ganancia de 91 centavos por acción, frente a las proyecciones pesimistas emitidas en julio, de entre 35 y 45 centavos.

Black & Decker recortó sus dividendos, y ha tomado otras medidas vinculadas a los costos en un intento de mitigar el impacto del deterioro de los mercados, especialmente en Europa y en la industria automotriz en general. Sin embargo, la compañía aumentó en julio sus metas reducidas de ganancias para el 2009, después que las utilidades del segundo trimestre superaran las expectativas.

Los márgenes se beneficiaron en el último trimestre de ese recorte de costos, dijo Archibald.

Está previsto que Black & Decker publique los resultados del tercer trimestre el 22 de octubre. En ese momento, la empresa actualizará sus proyecciones para el 2009.