BHP Billiton anunció el martes que ha cerrado temporalmente la mina subterránea de níquel Perseverance, en Australia occidental, después del segundo derrumbe causado por un movimiento sísmico este mes.  Un trabajador se vio atrapado tras el desprendimiento unos 90 minutos, aunque finalmente consiguió salir ileso de la mina y por su propio pie, señaló una portavoz de BHP.  La mina permanecerá cerrada hasta que se determine si es seguro reiniciar las operaciones, agregó.