El vencedor de las elecciones italianas, Silvio Berlusconi, y el presidente saliente de Rusia, Vladimir Putin, se han mostrado hoy dispuestos a abrir una mesa de negociaciones para la venta de Alitalia a la rusa Aeroflot, según aseguraron durante una conferencia de prensa conjunta en la isla de Cerdeña. Ambos mandatarios han afirmado su deseo de "reforzar las relaciones entre ambas compañías" a través de un acuerdo que "pueda dar vida a un grupo internacional" de "gran prestigio", ha declarado Berlusconi.