Berkeley Energía no tiene ninguna notificación oficial sobre la no autorización de su mina de uranio. Por su parte, políticos de la Junta de Castilla y León defienden el proyecto en Salamanca.

 

berkeley desmiente rumores

 

Berkeley Energia, la empresa minera que pretende poner en marcha una mina de uranio en la provincia de Salamanca, vive uno de sus días más negros en Bolsa. Desde que ayer saltaran en prensa por parte de la agencia Reuters, citando a fuentes del Gobierno, que el Ejecutivo español paralizará los permisos para la apertura de la mina, las acciones de Berkeley Energía han llegado a caer más de un 30%.

Sin embargo, Berkeley no ha tardado en pronunciarse. Berkeley Energía no ha recibido "ninguna notificación oficial" respecto a la posibilidad de que no salgan adelante los permisos para que opere su proyecto de la mina de uranio en Retortillo (Salamanca). Además, en una comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía señala que se ha puesto en contacto con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y el Ministerio para la Transición Ecológica en busca de una "aclaración inmediata" y que informará al respecto "tan pronto como reciba respuesta".

Asimismo, unas horas antes, Berkeley había informado al regulador de su suspensión bursátil voluntaria en Australia desde hoy y hasta el 19 de octubre. La cotización de las acciones de la Sociedad continuará normalmente durante este periodo de suspensión voluntaria, en el mercado de valores de Londres (LSE) y en el mercado continuo en España (Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia). 

Políticos de la Junta de Castilla y León hacen frente también a los rumores 

Por otra parte, no sólo Berkeley ha querido hacer frente a estos rumores con su negativa de haber recibido comunicación oficial ni por parte del Gobierno ni del Consejo de Seguridad Nuclear.

Desde la parte política, la consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, cree que el Gobierno aplicará la ley sobre la mina de uranio porque no son “decisiones discrecionales”. En concreto, Pilar de Olmo ha declardo hoy que el Gobierno "aplicará la ley sobre la autorización que tiene pendiente la compañía australiana Berkeley para la explotación de uranio que proyecta en Retortillo (Salamanca). No obstante, advirtió de que con los presupuestos se está saltando la legislación “a la torera”.

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente y Fomento de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha señalado que la Junta “ha cumplido con su parte” en la mina de uranio que la compañía australiana Berkeley proyecta en Retortillo y defiende que se trata de un proyecto que “lucha contra la despoblación”. “El medio rural exige medidas”, espetó, para añadir que toda iniciativa que cumpla con la normativa es bienvenida y ésta en concreto supone generación de empleo y riqueza.