Precisamente hoy, según fuentes de Reuters, el CSN español ha dado el visto bueno a dos pasos intermedios dentro del proceso para que la compañía del Continuo consiga la autorización para construir su mina de uranio. Berkeley no se pronuncia y sólo confirma no haber recibido ninguna notificación oficial al respecto.

berkeley se dispara en la bolsa

Llevamos tan sólo siete días de ejercicio bursátil en este recién estrenado 2019. Los suficientes para que los títulos de Berkeley acumulen una revalorización de un 163,44%, según datos de FacSet.

En la sesión de este jueves, las acciones de la minera australiana Berkeley Energia se han vuelto a disparar en el mercado bursátil. Si el pasado viernes, 4 de enero, sus títulos cerraron con una revalorización de un 51% y protagonizaban la mayor subida del Mercado Continuo, en esta segunda semana de enero los títulos de la minera han continuado su tendencia al alza.

Así, en la sesión de cierre de la bolsa hoy, Berkeley se ha convertido de nuevo en el valor que más ha repuntado del Mercado Continuo. Cerrado el mercado, las acciones de Berkeley alcanzaban los 0,299 euros, revalorizándose de esta forma un 63,84%.

Justamente hoy el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha dado el visto bueno a dos pasos intermedios dentro del proceso para que la minera australiana consiga la autorización para construir la única mina de uranio a cielo abierto de Europa, según ha indicado Reuters tras declaraciones de una fuente con conocimiento del proceso sobre unas decisiones que todavía no son públicas.

El regulador de energía nuclear (CSN) dio una opinión favorable a dos informes de impacto radiológico y medioambiental en el pleno del 19 de diciembre. El CSN declinó comentar la información. "No hacemos comentarios sobre rumores o comentarios anónimos, y haremos un anuncio una vez que se haya emitido el informe del CSN", dijo un portavoz de la compañía.

Por su parte, Berkeley tampoco ha querido pronunciarse, y responsables de la minera sólo han señalado que no han recibido ninguna notificación oficial al respecto.

Según Reutuers, estos dos informes son un paso más en el camino que la australiana tiene todavía por delante para conseguir la autorización final por parte del regulador nuclear, que podría demorarse durante el primer semestre de 2019.

El visto bueno de la autoridad nuclear es preceptivo para que el Gobierno dé su autorización pero no vinculante. Fuentes dijeron a Reuters en octubre que el Gobierno de Pedro Sánchez no tenía intención de aprobar el funcionamiento de la mina.