El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, consideró hoy que el acuerdo alcanzado entre los sindicatos y Magna, la nueva propietaria de Opel Europa, sobre el reajuste de plantilla en la planta de Figueruelas, "no es para alegrarse" porque serán 900 familias "las que en poco tiempo van a ir al paro", sin embargo, "el acuerdo garantiza el futuro de otras 7.500 familias", apostilló. Belloch, en declaraciones a Punto Radio recigidas por Europa Press, explicó que de todo este asunto "lo que más me ha gustado ha sido ver el sentido de la responsabilidad del Comité de Empresa que ha convencido a los trabajadores" para que acepten el acuerdo.