Bear Stearns recortará 650 empleos para reducir costes, tras las pérdidas por sus inversiones en hipotecas de alto riesgo. Los recortes afectarán a empleados de todas las áreas de la compañía, según dijo un portavoz de Bear Stearns, y representan un 4% de su plantilla de trabajadores a nivel global.