La empresa de defensa BEA Systems recortará 500 puestos de trabajo en Reino Unido después de que la empresa estadounidense de defensa General Dynamics le arrebatara el contrato para construir un nuevo tanque ligero para el ejército británico, según informa la BBC.