El Banco Central Europeo (BCE) prolongará más allá de este año los criterios más flexibles que utiliza ahora mismo para aceptar deuda colateral y facilitar así financiación a las entidades bancarias y de crédito, según anunció hoy su presidente, Jean Claude Trichet. El Consejo de Gobierno del BCE tiene intención de mantener el umbral mínimo en el marco colateral a nivel BBB- más allá del fin de 2010, señaló Trichet, en lo que se interpreta como una medida destinada a no agravar más la situación en Grecia, especialmente. Como práctica habitual, el BCE acepta la deuda estatal como garantía para prestar efectivo a los bancos comerciales cuando ésta tiene al menos una calificación A por parte de las agencias.