La situación de Santander y BBVA sigue siendo poco más o menos la misma.

Mientras se mantengan por debajo de las directrices bajistas y los cortos estén deshabilitados poco podemos hacer. Si rompen el soporte que muestra en los 5.5 euros aproximadamente, podrían irse a buscar los niveles de 2.009, pero tampoco nos volvamos locos si sucede, puede ser una dilatación bajista que nos haga quedar con cara de idiotas.

Por lo tanto, cautela en ese nivel pero no pánico. Por arriba visitaremos los 6.8-7 euros siempre que salgamos de la directriz bajista más vertical.

Estrategia: Vigilamos soportes. Nada de compras por el momento

GRÁFICO SANTANDER




GRÁFICO BBVA: