El servicio de estudios del BBVA propuso hoy al Gobierno una medida fiscal con la que cree que se podrían crear 280.000 empleos, y que consistiría en bajar en 3,5 puntos las cotizaciones sociales a las empresas y subir en dos puntos el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Según el director de este servicio, José Luis Escrivá, la medida sería "neutral" en términos de recaudación, ya que la subida del IVA compensaría la bajada de las cotizaciones, y porque no es momento de disminuir los ingresos tributarios, en un año en el que las arcas públicas podrían registrar un déficit "del 7 por ciento del PIB". Esta sustitución de los ingresos de las cotizaciones sociales por IVA permitiría aumentar el empleo, según los cálculos del banco, un 1,41 por ciento, lo que equivale a la creación de 280.000 puestos de trabajo a tiempo completo, e incluso supondría una aportación al crecimiento del PIB de 0,55 puntos.