El Servicio de Estudios Económicos del BBVA destaca que la economía española tendrá "crecimiento cero" en el segundo trimestre del año -frente al 0,3% que registró entre enero y marzo-, mientras que la tasa interanual se situará "holgadamente" por debajo del 2%. Los expertos del BBVA basan esta previsión en los últimos datos conocidos sobre actividad industrial, consumo y empleo. Asimismo, señala que el Indice de Producción Industrial (IPI) podría caer un 6% en junio, frente al 5,5% que descendió en mayo, afectado por la huelga de transportistas.
Este índice sólo caería un 2,3% en junio si no se toma en consideración los efectos de esa huelga. El pasado lunes, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, admitió que en el segundo trimestre de este año el crecimiento sería "algo inferior" al de los tres primeros meses y recordó que el Gobierno ha tomado una serie de medidas para que mejore la demanda y la economía. El BBVA reconoce que aún hay un alto grado de incertidumbre sobre la evolución económica, puesto que la información de coyuntura disponible no está completa y además no hay apenas información sobre el mes de junio. En todo caso, y a pesar de las cautelas, el BBVA asegura que los últimos datos parecen coherentes con el "brusco deterioro" de la actividad. El Servicio de Estudios del BBVA basa este crecimiento de la economía en la evolución del mercado de trabajo, ya que el aumento del paro en junio fue el primero en ese mismo mes desde la recesión de 1993 y además lo hizo en una magnitud mayor a la de entonces. Así, el BBVA cree que los últimos datos de desempleo y de afiliación a la Seguridad Social cierran un trimestre en el que el mercado laboral parece haber acompañado al proceso de desaceleración de la economía española, una desaceleración que, según la entidad financiera, fue "suave" en un primer momento, pasó a ser "intensa" en el primer trimestre del año y en el momento actual "parece más bien brusca". De hecho, la entidad asegura que el desempleo aumentó en 60.000 personas en el segundo trimestre, mientras que el número de afiliados medios a la Seguridad Social creció un 0,5% en ese mismo periodo, lo que pone de manifiesto la "ralentización severa" del crecimiento del empleo afiliado. Además, según el BBVA, el dinamismo de la población activa "hace el resto" para que el desempleo avance a ritmos no observados desde la recesión de 1993. Futuro De cara al futuro, el Servicio de Estudios del BBVA cree que estas tendencias se mantendrán en los próximos meses, incluido el mes de julio, para el que se espera que continúe aumentando el número de desempleados. Junto con la información derivada de los datos de empleo y teniendo en cuenta que la productividad crecerá entre el 1% y el 1,2%, igual que en el primer trimestre del año, el BBVA ratifica que el crecimiento de la economía en el segundo trimestre fue cero o "levemente por debajo".