BBVA está analizando la venta de su inmobiliaria Anida, que cuenta con activos brutos superiores a 5.000 millones de euros, para aprovechar el apetito de los grandes fondos internacionales, según publica hoy El Confidencial.

El diario online, explica, citando cuatro fuentes conocedoras, que los planes de BBVA van dirigidos a deshacerse de la totalidad de esta filial, que representa sólo una parte de los 8.750 millones de euros de exposición inmobiliaria neta que tiene en balance.

El Confidencial también destaca que entre los potenciales compradores de Anida figuran algunos de los fondos que se han interesado por la venta de los activos tóxicos de Popular, como Apollo y Cerberus, además de firmas como Bain, que ya se interesó en el pasado por Vía Célere, según señalan las mismas fuentes.

Ayer Reuters publicó la venta por parte de BBVA vende a Cerberus cartera de préstamos inmobiliarios.

La careta estaría compuesta por créditos al sector promotor y tiene un valor nominal bruto de cerca de 600 millones de euros.

Según explicó BBVA los préstamos tienen como colateral un elevado porcentaje de inmuebles terminados repartidos principalmente por Andalucía, Madrid y Cataluña.