BBVA celebrará hoy junta general ordinaria de accionistas, en la que previsiblemente se aprobará, entre otros asuntos, la liquidación del 'Plan de Retribución en Acciones a Largo Plazo 2006-2008' y se aprobará un nuevo programa de retribución variable en acciones para los ejercicios 2009 a 2010. La entidad afronta hoy esta junta tras superar uno de los peores años en décadas sin acudir a ampliaciones de capital ni ayudas públicas y con una sólida posición de capital que le permite afrontar el futuro con tranquilidad, convirtiéndole en un referente para el sector. Otras de las armas que ha permitido a la entidad cerrar un año brillante, del que mañana poder presumir antes sus accionistas, es la gestión "prudente" de riesgos, la mejora de la eficiencia y la generación de 'cash flow'.