El nuevo presidente de BBK, Mario Fernández, aseguró hoy que la Caja prevé duplicar su dimensión mediante adquisiciones en el España, antes de acometer la fusión con Kutxa y Vital, un objetivo al que no renuncia, pero que no cree que deba acometerse antes de 2011. Además, descartó operaciones en el extranjero y se fijó como objetivo hacer de la entidad la "número uno" en los ratios "fundamentales"