El grupo químico y farmacéutico alemán Bayer baja el beneficio neto en el primer semestre hasta 1.336 millones de euros, un 61,5% menos que en el mismo periodo de 2007, por la ausencia de extraordinarios. Según informó hoy Bayer, la facturación mejoró entre enero y junio un 3%, hasta 17.047 millones de euros en comparación con el los mismos meses del ejercicio anterior. En los seis primeros meses de 2007, Bayer tuvo ingresos extraordinarios por la venta de participaciones en Diagnostika, H.C. Starck y Wolff Walsrode con los que no contó en el primer semestre de este año. Bayer explicó que la debilidad del dólar y el encarecimiento de la energía y de las materias primas también tuvieron efectos negativos en la cuenta de resultados.