La compañía química alemana podría recortar 3.700 puestos de trabajo procedentes de la adquirida Ciba Holding. Basf ha señalado que 23 de las 55 firmas productivas adquiridas están bajo revisión para su posible reestructuración, venta o cierre. La compañía, según ha señalado, podría ahorrarse 300 millones de euros el próximo año y 400 millones hasta 2012. Los costes de integración alcanzarían los 550 millones de euros, en los que se incluyen 150 millones el presente ejercicio.