El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, expresó hoy su "preocupación" por el "impacto social" de la crisis económica, y especialmente por el aumento del paro, y pidió a los Estados miembros que desarrollen y pongan en marcha "estrategias nuevas y más ambiciosas" para luchar contra el desempleo antes de la cumbre extraordinaria sobre empleo que se celebrará a principios de mayo en Praga. "Mi preocupación más importante, el test más importante al que nos enfrentamos, es el impacto social de esta crisis, especialmente el problema del aumento del paro", dijo Barroso en una comparecencia ante el pleno de la Eurocámara para explicar la agenda del Consejo Europeo de primavera que se celebrará en Bruselas los días 19 y 20 de diciembre.