El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, pidió a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea que aprueben "lo antes posible" un plan de "préstamos bilaterales coordinados" para rescatar a Grecia.
Barroso destacó que la creación de este instrumento "no implica su activación inmediata" pero consideró urgente aprobarlo. "No podemos prolongar más la actual situación. Pido a los líderes europeos que aprueben este instrumento lo antes posible", subrayó durante un encuentro con periodistas.

El jefe del Ejecutivo comunitario aseguró que este instrumento será además compatible con la cláusula del Tratado de Lisboa que prohíbe rescatar a un país de la UE y que estará sometido a "condiciones estrictas". Se trataría pues de un plan diseñado dentro de la eurozona y con condiciones y gestión a cargo los países del euro y sus instituciones.

Preguntado si el Fondo Monetario Internacional (FMI) intervendría para rescatar a Grecia, Barroso respondió: "No quiero especular si habrá una contribución financiera del FMI".