El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, espera convencer a la canciller alemana, Angela Merkel, de que apruebe el plan de rescate para Grecia durante la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en Bruselas los días 25 y 26 de marzo por considerar que esta decisión contribuirá a "eliminar incertidumbre" sobre la estabilidad de la zona euro, según dijo hoy su portavoz, Pia Ahrenkilde.  "El presidente Barroso mantiene contactos regulares con la canciller Merkel y no está decepcionado. Espera que se pueda alcanzar un acuerdo sobre un instrumento que permita un sistema de préstamos bilaterales coordinados", afirmó la portavoz al ser preguntada por la resistencia de Merkel. La canciller sostiene que Grecia no necesita ayuda financiera y pide que la creación del mecanismo de rescate no se convierta en el punto central del Consejo Europeo.