La inclusión en el Promedio Industrial Dow Jones es "uno de los honores más raros que puede otorgarse a una compañía", pero "una inclusión también es uno de las peores suertes que puede suceder al inversionista a largo plazo en la acción de una compañía que sea añadida al promedio", señala Bob O'Brien de Barron's. Microsoft e Intel hicieron historia en el 1999 al ser las primeras acciones que se negociaban en el Nasdaq en ser añadidas al Dow, pero desde su inclusión han caído un 77% y 71%, respectivamente, afirma O'Brien. Home Depot, que fue añadida aproximadamente durante el mismo período ha tenido un mejor comportamiento: sus acciones han bajado un 69% desde su ingreso al Dow hace 10 años. Mejor suerte para Cisco  y Travelers.